Desprenderse de las etiquetas

sin musica la vida sería un error

Muchas veces, bien por la influencia social, la gente que nos rodea o simplemente por nuestros inicios en el terreno de la música, nos acabamos encasillando en un estilo, una forma de vestir y queriendo asemejar a la tribu urbana escogida. Pero la verdad es que muchas veces perdemos la noción de las cosas y entre ello esta el cerrarse en banda en lo que a la música se refiere. Y la verdad que aquí un humilde escritor pasó por esa etapa, cuando estaba en el instituto quería ser parte de la comunidad metalera, por así decirlo y me encerré bastante en banda.

Pero con los años vas madurando y con ello abriéndote un poco a nuevos géneros, nuevos grupos y a ir apreciando la música por lo que es, una vía de escape y algo que te haga sentir bien, te anime o te acompañe en esos momentos complejos, por que encuentro que con la gran cantidad de artistas de gran calidad que existen hoy en día, privar a tus oídos de escuchar a alguno de ellos podría ser perjudicial, por que quien sabe si podrías descubrir un nuevo grupo que te haga vibrar como nunca, o acabar descubriendo que ese grupo que a todo el mundo le parece genial, en realidad, para ti no lo es.

Y es por eso, que desde hace ya unos años, evito encasillarme en ningún género, ni etiqueta y simplemente me dedico a escuchar aquello que me llama la atención y me puede aportar algo interesante. Con esto no quiero decir que nos tenga que gustar todo, pero si que si algo nos llama la curiosidad o nos da por escuchar, no es nada malo, ni deshonroso, que vida solo hay una y hay que aprovecharla al máximo