Show must go on

The Show Must Go On

Conforme vamos descubriendo artistas, nuevos álbumes, nuevos géneros, nos vamos adentrando mas en esa espiral que es la música y llega un punto, que tras haber escuchado tanto a un artista llega el momento de verlo en escena, en una sala, concierto festival o en el antro mas pequeño de la ciudad, da igual el lugar, lo que queremos cuando vemos a alguien en directo y es aquí donde entra el eterno dilema: preferimos que toquen buenas canciones o que nos den un espectáculo digno de recordar.

Para mi gusto valoro mas el espectáculo que hagan vibrar al público con su reparto, que se marquen un setlist impecable e impoluto pero no se muevan mucho. Y la verdad que es que está claro que a un concierto vamos por que queremos escuchar esas canciones, pero también es cierto, que para escucharlas lo podemos hacer perfectamente desde casa, en la comodidad de nuestro sofá, cama o donde queramos, es por ello que en el concierto se busca quizás conectar un poco con el artista, con ese grupo de gente o individuos que te han hecho sentir algo y poder formar parte de ellos aún que sea durante unos minutos.

Es por ello que grupos como KISS logran movilizar a tanta gente, solamente hay que ver el gran despliegue que hacen en cada concierto y todo lo que se gastan en montajes y maquinaria para hacer de sus conciertos algo inolvidable. Y no hace falta irse tan alto para encontrar buenos escenarios, en la escena mas underground también hay gente que se desvive por ello, dando lo mejor de si con tal de conectar con el público.

Y dar un buen concierto no es traer millones de complementos para tu espectáculo, sino simplemente saber desenvolverse bien en el escenario, ser recíproco con el público y poder sentir por un instante que es parte de ti y tu de el, poder sentir su calor.

Por que no hay nada peor que te vean quieto encima de un escenario, transmitiendo poco o nada. Es verdad que siempre hay mejores y peores momentos, pero ante todo se ha de mantener ese quid pro quo, buscando la mejora en cada concierto y entregándose por completo.

Anuncios

Desprenderse de las etiquetas

sin musica la vida sería un error

Muchas veces, bien por la influencia social, la gente que nos rodea o simplemente por nuestros inicios en el terreno de la música, nos acabamos encasillando en un estilo, una forma de vestir y queriendo asemejar a la tribu urbana escogida. Pero la verdad es que muchas veces perdemos la noción de las cosas y entre ello esta el cerrarse en banda en lo que a la música se refiere. Y la verdad que aquí un humilde escritor pasó por esa etapa, cuando estaba en el instituto quería ser parte de la comunidad metalera, por así decirlo y me encerré bastante en banda.

Pero con los años vas madurando y con ello abriéndote un poco a nuevos géneros, nuevos grupos y a ir apreciando la música por lo que es, una vía de escape y algo que te haga sentir bien, te anime o te acompañe en esos momentos complejos, por que encuentro que con la gran cantidad de artistas de gran calidad que existen hoy en día, privar a tus oídos de escuchar a alguno de ellos podría ser perjudicial, por que quien sabe si podrías descubrir un nuevo grupo que te haga vibrar como nunca, o acabar descubriendo que ese grupo que a todo el mundo le parece genial, en realidad, para ti no lo es.

Y es por eso, que desde hace ya unos años, evito encasillarme en ningún género, ni etiqueta y simplemente me dedico a escuchar aquello que me llama la atención y me puede aportar algo interesante. Con esto no quiero decir que nos tenga que gustar todo, pero si que si algo nos llama la curiosidad o nos da por escuchar, no es nada malo, ni deshonroso, que vida solo hay una y hay que aprovecharla al máximo

Burzum – Sôl austan, Mâni vestan

Sôl austan, Mâni vestan

No soy un gran seguidor del black metal y digamos que el black metal tradicional no me acaba de encajar mucho, grupos como Dark Throne o Satyricon nunca me han gustado, pero en cambio otros grupos que se distancian algo mas del Black tradicional si que me gustan como puede ser Emperor o Immortal les he podido acabar pillando el punto, pero lo que hoy nos concierne es el último trabajo de estudio de Burzum, el cual me tenía bastante intrigado la verdad y no dudé en darle una escucha para ver que tal.

Y la verdad es que con este lanzamiento tengo una dualidad, ya que me gusta y no me gusta y es por ello que no se muy bien como expresarlo. La atmósfera es buena, tranquila y muy relajante, en ningún momento te sientes estresado, pero por otra parte mas que 11 temas, parece que sea únicamente un tema muy largo y al final, pese a que la conceptualización en un principio era muy buena, para mi va perdiendo fuelle al encontrarnos con los mismos pasajes y mismos fragmentos repetidos una y otra vez.

Es por ello que no me ha gustado tanto como esperaba, pero no descarto que tras varias escuchas mas se le pueda coger el gusto, pero para mi, en este tipo de géneros hay otras bandas que lo saben hacer mucho mejor.

La lista modernista

Dicen que en la variedad está el gusto y es bien sabido que a mi siempre me ha encantado descubrir música y que todo lo que suene a moderneo me ha encantado, es por ello que hace un tiempo que cree una playlist en spotify, donde voy metiendo las canciones que mas me gusten que sean de índole indie o tengan que ver con la escena moderna (que no hipster), o para decirlo de otra forma, una playlist que le podría gustar a la mayoría del público que viene al Primavera Sound, así que sin mas os dejo con mi lista, que su mayoría de contenido todo he de decir lo he sacado de la play list de 1500 canciones para modernos.