La presentación de Reek o como juntar brutalidad y técnica en un escenario

Reek, Moonloop $ Dr.x

Ayer era una fecha esperada por varias personas, ya que era la presentación del primer larga duración de Reek, una banda que ha sabido entrar bien en el mundo del thrash y de la música en general. Junto a esta banda habían otras dos bandas acompañándola, Dr. X y Moonloop.

Abrieron la velada Dr. X. Una banda muy influenciada por la época ochentera del metal, con un estilo muy de NWOBHM y con la voz de la cantante inundando la sala, con tal potencia. He de confesar que no estuvieron mal, pero no me acabaron de convencer del todo, ya que el estilo de metal ochentero encuentro que ya se esta quedando algo estancado, aún que hicieron una buena actuación y los guitarras no paraban quietos ni un momento, a veces incluso se movían hasta demasiado creo yo.

Después de Dr. X vino la primera gran sorpresa de la noche, que fueron Moonloop. La verdad es que me sorprendieron mucho, ya que la calidad demostrada encima del escenario y la sincronización de la banda me pareció alucinante. Muy en la línea de bandas como In Mourning, Be’lakor, algo de Opeth. Hacen un death metal, con toques progresivos y combinando voz clara con gutural, tienen una combinación perfecta, sin nada que envidiar a las grandes bandas del género y con grandes oportunidades de poder llegar lejos, la verdad que se agradece que bandas locales tengan tan alto nivel.

Y por último pero no por ello menos importante, vino el plato fuerte, a los que la gran mayoría estábamos ahí. Y la verdad que si en disco ya sonaban geniales, es que en directo fue como un torbellino de agresividad esparciéndose por toda la sala. La verdad que me sorprendió mucho, ya que en disco no sonaban tan fuertes y agresivos y en escenario dieron una caña brutal, sin dejarte descansar ni un solo momento y cargandote las pilas a tope.

Nos ofrecieron dos canciones instrumentales, muy bien compuestas y demostrando una calidad instrumental apabullante. Además de las colaboraciones que tuvieron. Y la verdad es que Reek no se limita solamente a tocar Thrash metal tradicional, sino que le pone su toque personal, con cierto aire de progresivo y mucha actitud. Demostrando que por ser jóvenes no tienen por que ser una banda de poco nivel.

La verdad que no sería raro que esta banda llegase muy lejos, como mínimo en el panorama nacional, ya que ayer se montaron varias ollas, aún que en si, todo el concierto fue un continuo pogo y la gente estaba efervescente. Y es que así da gusto ir de concierto, con 3 bandas jóvenes y que lo dan todo encima del escenario.